sábado, 20 de agosto de 2016

Trilogía: La Maldición del Ganador


Autor: Marie Rutkoski
Género: Young Adult, Romance, Fantasía
Editorial: Plataforma Neo
Año: 2015 - 2016
Ranking: 4,5/5
 

Sinopsis del Primer Libro

Al ser la hija del general de un gran imperio que se deleita en la guerra y en la esclavitud de los vencidos, Kestrel solo tiene dos opciones: unirse al ejército o casarse. Pero ella tiene otros planes. Sin embargo, todo su mundo da un giro radical cuando la chica encuentra su alma gemela en un esclavo cuyos ojos parecen desafiar al mundo entero y, siguiendo su instinto, termina comprándolo por una cantidad ridícula de dinero. 

El joven, sin embargo, guarda un secreto, y Kestrel aprende rápidamente que el precio que ha pagado por otro ser humano es mucho más alto de lo que podría haber imaginado. Que ganar aquello que quieres puede costar todo lo que amas. Ambientado en un mundo imaginario, La maldición del ganador es una historia de conspiraciones letales en la que todo está en juego y es el propio azar el que determinará si sigues a tu cabeza o pierdes tu corazón. 

El autor

Marie Rutkoski es la autora de la novela de YA “La Sociedad de la Sombra” y la serie de fantasía “Las crónicas de Kronos”.

Marie creció en Bolingbrook, Illinois (un suburbio de Chicago), como la mayor de cuatro hermanos. Tiene una licenciatura de la Universidad de Iowa y un doctorado de la Universidad de Harvard. Marie es actualmente profesora en el Brooklyn College, donde imparte clases de drama renacentista, la literatura y la ficción para escritos infantiles. Vive en la ciudad de Nueva York con su marido y sus dos hijos.

Experiencia Personal con este Libro

Esta trilogía será una de esas que se quedan conmigo por mucho tiempo. Siento que aunque tuvo algunas falencias, para mi concepto, recordare a estos personajes y su historia por mucho tiempo. Me gustó mucho haberla leído, me gustó haber conocido de este mundo que creó Marie Rutkoskie y me encantó llegar a conocer a Krestel y a Arin.

Cuando leí el primer libro, quede tan entusiasmada con la trilogía que no veía la hora de volver a adentrarme en este mundo. Eso hizo que el mes siguiente leyera el siguiente libro y que este mes leyera el tercero – eso es lo bueno de no tener que esperar a que un libro salga para seguir leyendo la historia. Voy a dejar la reseña que le hice al primer libro por AQUÍ. De esa forma ustedes pueden sentir como estaba yo de emocionada cuando empecé la trilogía.

Con el segundo libro, no me sucedió eso. Hay muchas mas intriga política y muchas situaciones que para mi al principio eran innecesarias. Aunque me di cuenta al final del libro que nada de lo que Marie coloco en él era innecesario. Hasta las mas mínimas palabras de alguien tenían algún tipo de sentido para el final de la trama. Me costo mucho mas trabajo leer el segundo libro que el primero y creo que eso se debió a que había muchas mas escenas de debate político. Esto no quiere decir que el libro me haya aburrido  ni nada, solo que me costo mucho mas trabajo terminarlo porque iba leyendo mas lento.

Ya para el tercer libro estaba yo mas que vendida. La forma en la que el segundo libro termina es GENIAL. Te quedas esperando mucho mas de lo que te dan y con unas ganas increíbles de ver que camino va a tomar la historia. Créanme que habría sido horrible tener que esperar un año para poder leer ese ultimo libro. Fue un gran alivio para mi poder abrir el tercer libro justo cuando termine el segundo. El tercer libro es genial en todo sentido. Tenemos muchas más batallas, más intrigas políticas, tenemos mas estrategias. Se puede ver como Marie se las ingenio para pensar en cada detalle y que no se le escapara nada. Además, en este libro es donde se puede apreciar el amor de Krestel y Arin por sobre todos los anteriores. Me encanto por fin ver algún desarrollo en esta pareja. Y es que lo que mas me enamoro de esta historia fueron los dos personajes principales.

Cuando empecé a leer la trilogía quede perdidamente enamorada de la pareja principal. Dije incluso que me gustaban mas juntos que separados porque sentía que se complementaban el uno al otro. Durante toda la trilogía ese sentimiento no cambió, aunque llegue a conocerlos mejor y a amarlos tanto separados como juntos. Los personajes se desarrollan, crecen, aprenden a valorarse el uno al otro, a amarse incondicionalmente y sobre todo, a confiar el uno en el otro por mas que las situaciones parezcan querer que esto no pase.

Krestel desde el principio fue una chica con un carácter fuerte y una manera de enfrentar las situaciones que yo como lectora admire muchísimo. A medida que avanza la historia, Krestel sufre por las decisiones que toma y terminas viéndola de cierta u otra forma, mas frágil que al principio. Eso sin que pierda su esencia principal. Me gusto ver su lado frágil, la hacia mas real y mas confiable. Al final del tercer libro, Krestel es una chica mas fuerte, pero no porque haya mejorado en batalla o porque su carácter se haya mantenido; la ves mas fuerte porque a pesar de todo lo que le sucedió en el transcurso de los tres libros, Krestel sigue en pie. Me gustó que no supero todo los obstáculos que Marie le puso en el camino, nos quedamos con una Krestel que, aun cuando estamos en la ultima pagina del ultimo libro, sigue luchando por sobreponerse ante lo que tiene en frente. Por eso creo que Krestel, es un personaje que se quedará conmigo por muchísimos años.

Arin, por el contrario, se vuelve mas maduro, mas decidido. Requiere de mucho para poner su pueblo sobre sus hombros y llevarlo hasta donde lo lleva. Conflictúa mucho consigo mismo, aun se siente culpable por enamorarse de alguien que hace parte de los que le han hecho tanto daño a los de su país. Se puede ver como trata de confiar en Krestel pero al mismo tiempo se culpa a si mismo. Sin embargo, todas esas situaciones en las que se ve envuelto, lo hacen convertirse en una persona profunda y decidida. Con miedos, muchos miedos, pero con una ilusión mas grande que todos esos miedos. Una ilusión que desea compartir, por sobre todas las cosas, con Krestel.

También me gustó muchísimo conocer a Roshar. No se si sea un personaje que guste mucho porque muchas veces me sacaba de quicio. Pero creo que Roshar fue un personaje importante para la vida de Arin y Krestel. Sentí que debía estar ahí sin importar que. Sarsine es otro de esos personajes que, aunque vimos poco, marco mucho a Krestel y a Arin. Los ayudo y guio como pudo. Los demás personajes secundarios tenían mucha historia también, no se sintieron planos en ningún momento, incluso la Reina se sintió como un personaje profundo, y eso que no se ve mucho de ella.

Hay sin embargo una cosa que no me gusto para nada de esta trilogía. Y esa cosa fueron Verex y Risha. Siento que Marie no aprovecho bien a estos dos personajes. Los sentí de relleno. Se supone que Verex es el príncipe heredero. Se supone que Risha es princesa de uno de los países mas prósperos de este mundo creado por ella. ¿Porque no darles una mayor participación a lo largo de la historia? ¿Porque dejarlos de un lado? No se la verdad es que no logro entenderlo. Siento que son dos personajes a los que se les podría haber sacado mas provecho, incluso siento que nos habrían dado una perspectiva totalmente distinta de la historia si alguna vez se hubieran incluido sus puntos de vista. Tendríamos una mejor imagen de todo lo que pasaba y no solo lo que sucedía alrededor de Krestel y Arin.


Recomiendo mucho la trilogía. Como dije antes, creo que es una de esas trilogías que pienso que se quedaran en mi memoria por mucho tiempo, una de esas que leeré en el futuro nuevamente y que siempre que la relea, será tan buena como lo fue la vez anterior.  Si te gusta la fantasía, el romance, las historias con ambientación medieval y el ambiente político y de guerra, creo que esta saga es para ti. Si no te gusta nada de lo que he dicho antes, aun creo que esta saga es de esas que se disfrutan poco a poco. Léanla, no se van a arrepentir.
 
Blogger Templates